Seguidores

viernes, 4 de enero de 2008

De viajes y locos...

"...Flaco, ¿Dónde estás?
Estoy imaginándome otro lugar
estoy juntando información
estoy queriendo ser otro (otro tipo)..."
Fito Paez

02-01-2008
Me gusta viajar sólo, en el asiento individual, observando y escuchando lo que sucede a mi alrededor; para luego al fín del día mezclar todo eso en mi cabeza y volcarlo a papel, mas ocurre algunas veces que las cosas toman forma en el mismo momento que las digiero, este es uno de esos casos.
En la esquina de Rodriguez Peña y Neuquen, sobre esta ultima, hay un auto mejor dicho una camionetita, dentro de ella hay un gordo descamisado que deja ver su enorme pullover natural mitad blanco mitad negro, saca fotos con un celular hacia donde esta la farmacia, pienso en alguna minusa con una minifalda dejando ver sus largar y hermosas gambardelas. Cuando el colectivo cruza la bocacalle, doy vuelta la cabeza y para mi asombro no hay mujer alguna, no hay nadie en absoluto, vuelvo la mirada al gordo con cara de turco y antes de que se pierda en mi punto ciego noto que el tipo se esta sacando fotos el mismo y se esta cerrando la camisa.
Ahora mi mente perversa, como siempre, comienza a generar imagenes, lo tengo al peludo delante mio con su camisa abierta, se toca con ambas manos, con el indice y el pulgar, las tetillas, mientras me hace ojitos y me dice "te guzta tio, ez todo pa ti" (todavía no entiendo por qué el acento español), cierro y abro los ojos rapidamente. Todo está en orden.
Escucho una mujer hablando con una señora mayor, le dice "¿se acuerda que le dije?" a lo cual la anciana duditatibamente responde "mmm sí sí", que maquiavelico puede ser eso, porque se juega con la falta de memoria de la vieja, ¿y sino le dijo nada? y la pobre responde que sí que se acuerda para no aceptar su olvido y así se le vende una casa o se le salda una deuda, si ya pague ¿no se acuerda?. Miro a ambas mujeres, la anciana es Woody Allen en cuerpo de vieja con lentes y todo, ahora mi mente genera esa situación, con movimientos hiperquineticos y nerviosos, con las palmas hacia adelante, señalandose cada tanto el pecho con el pulgar y la abuela diciendo "Pero...cómo...yo no me voy a acordar" y se toma la cabeza y camina, se frota las manos "claro que me acuerdo" "que sea judia no quiere decir que no recuerde", se saca los lentes y los limpia "si hay un Dios, él no quiere que lo recuerde". Vuelvo a cerrar los ojos y los froto, nada es real , por la izquierda tengo al gordo peludo insinuandome, por la derecha a un Woody del subdesarrollo, sube una rubia infartante, todo desaparece, sólo la rubia queda, que bueno que siempre como por arte de magia se nos presenta alguien y elimina fantasmas (me digo y sonrio), pero, cuando la muchacha se acerca, ya no es la rubia ni tan joven, es la vieja con el cuerpo de la mina "el universo, sí sí, el universo confabula contra los inteligentes" me dice al oido "los orientales no son distintos a nosotros, por qué esta mal vista mi relación" mira al cielo con las manos en alto y sacudiendolas. En el asiento la rubia en el cuerpo del gordo me dice que es un oso del club de homosexuales donde todos son peludos, ay mi cabeza va a explotar, afuera el barbudo en el cuerpo de la vieja sigue meneandose y se frota las nalgas y se dá pequeños chirlos con un gesto de duda. No aguando más yo me bajo, y así lo hice.
Volví a mi casa, voy al baño me saco la remera y me mojo la cara con agua fria, levanto la cabeza y veo mi cuerpo con pelo, pienso si lo que recuerdo es real o no, me digo "el universo confabula contra los inteligentes" y me acuesto.


10 comentarios:

  1. El calor del verano porteño también confabula en contra jajaja

    Qué bueno saber que uno no está solo en esas percepciones bizarras de la vida cotidiana. Me gustó mucho cómo lo describiste!

    Gracias por pasarte mi blog, Guantes, yo seguiré pasando por este, besos.

    ResponderEliminar
  2. Sí, muy linda descripcion! por momentos me dio mucha risa y por momentos ternura (lo de la abuela y su memoria)

    gracias x pasarr
    besosss

    ResponderEliminar
  3. Para recomenzar ha sido realmente todo un vértigo esta lectura.
    La imaginación, loas a ella...

    ResponderEliminar
  4. Primero.
    Vi tu firma en el blog de La Momia y tu Nick me hizo acordar a una parte de un cuento que leía cuando era chica. En el que unos gatitos "horneaban" un "pastel" y la mama gata se enojaba porque manchaban sus GUANTES DE LANA. La cosa es que los pobres gatitos no podían usufructuar su producción hasta tanto los abrigos manuales no se vieran correctamente higienizados. Pobres gatitos. La madre una turra. (Claro. La gata pasó de castrada a castradora. "es como todo", diría mi tia)

    Segundo.
    La ultima parte de lo que escribí recién me salió como carta legal porque tu post me afectó y se me mezclaron los paradigmas.

    Tercero.
    Eso de mezclar las cosas de manera tan bizarra me pasa segundos antes de dormirme y es sublime.

    Cuarto.
    Supongo que tu facilidad de imaginacion te puede servir para hacer improvisaciones teatrales.

    Quinto.
    Voy a seguir leyendote.

    Sexto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola GUANTES!! ¿como va?

    Muy muy bueno el texto, mezcla de sentires, percepciones, imagiancion, creatividad.

    Nose si el universo confabula contra los inteligentes, o si la misma inteligencia genera la necesidad de confabular en este universo, para por un instante, fugarnos de la dura realidad.

    Muy bueno, me encantó, besote!

    ResponderEliminar
  6. vine de pasada... prometo volver y leerte...besos

    ResponderEliminar
  7. jaja muy bueno, me imaginé al gordo con pullover insinuendote y no pude evitar reirme jejeje. Muy buen texto! Me encanta tanta imaginación sin límites.
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Uh! que surrealista!.. y que desagradable el gordo, al igual que Geor me lo imaginé y me dio mucha risa!!!

    ResponderEliminar
  9. ?????????????????¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    Que te fumaste????

    ResponderEliminar
  10. Vaina, eso! Pura paja!

    ResponderEliminar

Deje aquí su opinión, crítica y halagos. Desde ya, muchas gracias.