Seguidores

martes, 20 de marzo de 2007

RECUERDOS 1

Ah los recuerdos, retomo el mismo tema cada dos por tres che, parece mentira, pero luego de días de sueños o pesadillas, me vienen a la cabeza.

Como es posible que uno quiera olvidar y no pueda, igualmente cada vez mas me convenzo que los recuerdos nunca son como los tenemos presentes, les agregamos cosas que nos cuentan y pensamos que los vivimos de esa forma así también se van modificando y tiñendo con las tintas del dolor o la felicidad, y generamos la nostalgia esa cosa tan terrible como hermosa, que se alimenta de fotos, aromas, música y textos, también por lugares, esa esquina te acordás cuando…, el olor del café con leche recién hecho me transporta a Capilla del Monte, al igual que Baglietto cantando Carta de un León a Otro o Historia De Mate Cocido, que escuchábamos en el viaje por la ruta 9 en un viejo pasacassette, y todo me parece tan reciente tan palpable, la cocina económica el gran salón comedor de la hostería donde jugábamos a la lotería, mi nona Mima llevándome a tomar un helado después de la salida del colegio cuando todavía estaba en la primaria, mis tíos y mis abuelos comprándome la ametralladora de juguete que tanto quería. Y como si el tiempo no existiera me encuentro con mis amigos del secundario jugando a la pelota en algún club de Castelar o al paddle en Caseros (el barrio), se comienzan a mezclar no se si me fui antes o después a Estados Unidos, si me casé o lo soñé, las corridas las peleas los reencuentros los amores, todo se entrelaza y forman mi memoria, aparece Gabriel y nos vamos a los videos donde pasamos horas jugando Wonderboy 2 o Flippers cuando el se rateaba de la escuela, se me confunden las caras y las intercambio nadie es quien creo que es, nadie sabe que estoy ahí o que estuve ahí. Y escucho Viernes 3 AM y se me cae una lagrima o quizás la lagrima había caído antes y ahora bajo la cabeza y la veo, cuando era chico todo lo material me parecía grande, la mesa era inalcanzable y lo espiritual era insignificante (como el amor) y hoy tantos años después tengo la misma sensación pero inversa lo material me parece tan chico hasta yo me siento tan chico comparado con lo espiritual que me parece inmenso e inalcanzable como el amor.

Pero para suerte nuestra a veces y otras no, por nuestra cabeza viaja un pirata llamado Olvido, que surca los mares de la memoria y se va robando su botín favorito Los Recuerdos, y de vez en cuando como tomada de pelo este corsario esconde esos tesoros en lugares donde estaban otros y ahí me confundo de nuevo che, pero será posible.

1 comentario:

  1. Buenísimo, me encanto!!!!. Es cierto que los recuerdos siempre vuelven al hoy distorsionados. Uno a veces cree que todo tiempo pasado fue mejor, pero no es así. Muchas cosas infernales las dejamos en el camino, las censuramos de nuestras mentes y queremos volver a ese momento pero sin evocar las cosas que nos trajeron dolor. De la mano del recuerdo siempre viene la nostalgia y la melancolía y creo que eso no está mal, siempre y cuando no nos haga paralizarnos y vivir mirando para atrás. Todo depende de cómo lo miremos, ¿no?, los recuerdos, el pasado, son parte de nosotros, porque nosotros SOMOS por ese pasado, se nos aparece en el presente, nos condiciona y no podemos escapar de él.
    Segui escribiendo asi! sabes que siempre te estoy leyendo.
    Besos grandes

    ResponderEliminar

Deje aquí su opinión, crítica y halagos. Desde ya, muchas gracias.