Seguidores

martes, 20 de noviembre de 2007

Ay De Mi

Pobre del que no habla,
por temor a la hoguera.
Pobre del que no ama,
por temor a la primavera.

Ay pobre de mi,
que voy de acá para allá,
anclando sueños en la oscuridad
por temor a la tempestad.

Pobre del que pide y no dá,
por temor a la igualdad.
Pobre del que no acompaña,
por temor a la soledad.

Ay pobre de mi,
entre fantasia y realidad,
esperando una señal.

4 comentarios:

  1. Pobre del que no vive por miedo a vivir... cuánta gente así hay en el mundo, no?, con lo lindo que es vivir... aunque a veces duela...

    Besotes Guantes!

    ResponderEliminar
  2. jajajaja... yo siempre espero... ese algo que me de vuelta la vida! obvio que no me quedo sentadita, cruzada de brazos eh?

    pero bueno, como siempre dije: arriesguen que no pierden nada! más vale arriesgar y perder (o ganar) que quedarse con la duda de "que hubiera pasado si..."

    besos

    ResponderEliminar
  3. Tal vez no haya que esperar una señal que nos indique el camino. Tal vez hay que jugarse. Y amar. Y no tenerle miedo a la primavera.

    ResponderEliminar

Deje aquí su opinión, crítica y halagos. Desde ya, muchas gracias.